https://www.facebook.com/marycarmenblancofernandez
top of page

CODEPENDENCIA SALVADOR VALADÉZ

CHARLA SALVADOR VALADÉZ

AL GRUPO GRATITUD DE ALANON

VIERNES 19 DE JUNIO DEL 2020

VIA ZOOM

CODEPENDENCIA

Se habla de dependencia emocional o prendimiento emocional

Término reciente no tiene 20 años.

Describir a las personas que convivían con otras personas que a su vez dependían de una droga.

Originalmente, el término co-adicto inicialmente, y se cambio a codependiente, describiendo a los familiares de los alcohólicos y de los farmacodependientes.

De echo al acuñar el término era para designar eso exclusivamente a los familiares de alcohólicos y a las personas que conviven con personas que tienen adicción a drogas.

Con el tiempo y los estudios esto se fue ampliando y ya no solo los familiares de alcohólicos y consumidores de substancias, fue muy paradójico. Una de las cosas que más me molestó en una de las primeras reuniones que fui a Alanon, fue que una de las compañeras mencionó que los hijos de alcohólicos estábamos neuróticos y eso me ofendió. Salí enojado de la primera reunión.

Por lo que empecé a estudiar junto con otros de la neurosis, porque eso nos sonaba como de locura.

Con el tiempo descubrí que la neurosis es un antídoto contra la locura, porque el neurótico es una persona que está plenamente consciente de su realidad, la sufre muchísimo y hace mucho drama.

Yo, Salvador, consideraba que mi problema era la neurosis, y que el programa de Alanon me iba a permitir a ir desactivando los mecanismos de defensa que la produjeron y así sucedió, efectivamente.

Pero muchos años después, salen con la novedad de esto de la CODEPENDENCIA, y quiero ser muy concreto porque descubrir la magnitud de esta enfermedad mental fue para mí un parteaguas para seguir creciendo dentro del programa de Alanon.

El Dr. Elizondo, gran amigo de AA y Alanon, autor del libro el Síndrome de la Borrachera Seca, en donde describe los 3 tipos de adicción que existen en el ser humano,

ADICCIÓN A SUBSTANCIAS, drogas, alcohol, anfetaminas, medicamentos recetados, etc. Si la persona no recibe ayuda, su enfermedad puede progresar muy rápido y morir.

ADICCIÓN AL COMPORTAMIENTOS, jugar, sexo, comer, sufrir, relaciones tóxicas, computadora, internet, celular. Todo esto compulsivo. Esta adicción es la mas grande de todas, es al infinito de todos los comportamientos obsesivos compulsivos.

Aquí haré un paréntesis, muchas veces una persona que consume substancias busca ayuda, va a un grupo, de 12 pasos, y corta su consumo, pero solo la cambia por una adicción al juego, al café, a las relaciones tóxicas, lo único que hizo fue cambiar su adicción.

ADICCIÓN A LAS PERSONAS, “codependencia” todos los que vivimos con un familiar con problema de alcoholismo somos adictos, adictos al adicto.

Los familiares de los alcohólicos somos adictos al alcohólico.

“que si ya llegó, que si dijo, que si se fue, que si está enojado” hasta mucho de nosotros cambiamos nuestro estado anímico de acuerdo a su cara, todo depende de cómo llegue.

“Vivimos la vida de otro, en vez de vivir la propia”

Descubrir que por el solo hecho de ser hijo de un alcohólico, y haber nacido y crecido en ese hogar, padezco de dos enfermedades mentales “la neurosis y la codependencia”. Tengo que poder identificarlas.

El Dr. Elizondo, escribe un libro sobre la codependencia que se llama “Los Rostros de la Codependencia” y describe diversas formas de codependencia.

Toca doce diferentes tipos de codependencia, los más fuertes, los familiares de alcohólicos y consumidores de substancias. Pero hubo uno que me impactó muchísimo y él le pone un nombre a cada tipo de codependiente y lo asocia con canciones o anécdotas. Y este que les voy a contar fue el que más me impactó. CODEPENDENCIA POST-MORTEN, una persona que su vida gira alrededor de alguien que ya partió, alguien que murió. Habla de la persona muerta, como si fuera a llegar o en tiempo presente, “manda su ropa a la tintorería, arregla su cuarto, sirve inclusive su comida en el lugar del difunto y nadie se puede sentar y tocar la comida servida, porque es para el difunto. Hay quienes se quedan de LUTO toda la vida, girando toda su vida alrededor de alguien que partió. Porque no sabíamos hacer duelos, no había buenos libros al respecto, entonces la persona toda su vida giraba alrededor de un difunto.

También está el señor de 50 años casado con hijos, que lleva el mandado a su mamá, lleva a su mamá al doctor, le compra la despensa, le da dinero, la acarrea y tiene mamitis. El Dr. Elizondo lo llama como la persistencia del cordón umbilical a este tipo de personas. Porque no logran desprenderse, del ser que les dio el origen, cuando ya tienen y han creado una nueva familia. Y dicen cosas absurdas como esta “primero conocí madre, que mujer”.

Hay que volar, el nido no es tu futuro, el nido es tu ancla que te puede dañar mucho.

Un codependiente conjuga ciertos comportamientos clásicos. Es muy importante que podamos percibirlos, a veces nosotros oímos términos, como codependencia, y consideramos que es gente, muy enferma y que no somos nosotros, pero finalmente hay ciertas formas de describir a un codependiente:

Afecta directamente a su autoestima. Una persona con codependencia presenta dos tipos de autoestima, o muy baja o equivocada. Una persona que vive la vida de otros y no la propia. Así se puede definir a un codependiente, una persona que por estar cubriendo las necesidades de otras personas no vive la vida propia. No viven su vida, no van al cine, no tienen amigas, no salen porque tienen que lavar, planchar, hacer de comer, y sufrir. Una persona que renuncia a sus propias necesidades, por cubrir las de otra persona. Y cuando las otras personas a quienes les está cubriendo sus necesidades no le agradecen o se lo reconocen entonces se hunde en pobrecita de mí, yo que les he dado todo y con esto me pagan. Después de todo lo que les he dado. Entonces era para cobrar, no lo hizo por amor, sino como negocio a largo plazo, quiere que le paguen.

Al atacar la autoestima del ser humano, es porque el ser humano, pierde mas su tiempo de vida en los demás que en sí mismo, entonces sus propias necesidades, sus propios deseos, sus gustos propios quedan sin efecto, porque está ocupada cubriendo los de otras personas. Pero, si lo vemos, retrospectivamente, nuestras culturas, hacen que hagamos eso, y que nos volvamos realmente gente codependiente, que no disfruta su vida, que no tiene planes propios, que no se puede independizar.

Hay una ambivalencia, en donde todos los que vivimos el alcoholismo de otro, estamos todos agarrados unos con otros y no nos podemos zafar y como vivimos unos al pendiente de otros, y como todos queremos cambiar a todos, y como todos culpamos a todos, de lo que a cada quien nos pasa, y como todos estamos al pendiente de los demás, que si hizo, que si no hizo, que si me dijo, que si no me dijo, qué tienes, por qué estas triste, que quieres que haga, entonces difícilmente expresamos nuestras propias, necesidades, por estar al pendiente de las necesidades ajenas. Además, estamos habilitados para creer que eso es correcto, y que esa es nuestra labor.

Uno de mis talleres es ¿Cómo educar hijos adecuadamente? Descubro en mis estudios que hay dos fórmulas, la guía y el ejemplo. No hay necesidad de perseguir, no tienes que presionar, no tienes que castigar, no tienes que gritar, solo tienes que hacerlo bien tú, y si tu masticas con la boca cerrada, ellos te ven, y van a masticar igual que tú, y si tú tomas decisiones sabias, ellos te ven y van a tomar decisiones sabias, y ellos te ven que recoges las cosas, ellos te ven y te van a ayudar a recoger las cosas, porque los niños hacen lo que ven, no lo que escuchan, pero en nuestra cultura, la educación se da por imposición, gritos y no por ejemplo. Entonces por eso suceden las cosas como suceden, y por eso las mamás, creen que deben de estar al pendiente de todo, y no. Todo lo que tienes que hacer es ser un buen ejemplo de vida buena para tus hijos, y ya la hiciste. Cuando no sucede nada de eso, los hijos nos volvemos atenidos, perezosos y desganados, porque hay una persona, que hace todo por nosotros, y aunque grita y amenaza y presiona ella termina recogiendo la ropa, los juguetes, arreglando la casa, y todos estamos de acuerdo, en que eso le toca hacer a ella, y ella se convierte en una verdadera y terrorífica codependiente.

Otro gran problema es, que no sé hasta dónde y hasta dónde no. Soy incapaz, un codependiente es incapaz de establecer límites adecuados de relación con otras personas. Si tú me gritas o te exaltas en medio de una conversación, yo me desaparezco de la escena, tu puedes hacerlo, pero no conmigo, pero para eso se necesita valor y programa. Pero cuando tu tienes, el programa de los doce pasos, tu puedes empezar a establecer límites adecuados en tu relación con las personas que te rodean, y eso empieza a arreglar tu codependencia, pero cuando no sabes donde terminas tú y donde empieza el otro.

Ejemplo: la palabra responsabilidad y una persona la deshizo para explicarla, la responsabilidad consiste en responder con habilidad a mis necesidades y a las necesidades de los que me rodean, pero sin asumir sus responsabilidades. Y cuando una persona es codependiente, se pasa su vida asumiendo las responsabilidades de otros. Entonces se vuelve usurpador de responsabilidades ajenas. Hacen por otros lo que otros deben de hacer por sí mismos. Esto es grave. Este es un signo inequívoco de codependencia. Cuando una persona hace todo por los demás y cubre las responsabilidades de otro, eso lo único que hace es incapacitar al otro en enfrentar y resolver sus propias conductas, sus propias problemáticas, su vida misma, porque siempre hay alguien que le resuelve, que le arregla, que le hace, cuando le deberías permitir hacer a él o a ella. Eso es importantísimo, y eso es un rasgo, de un codependiente nato, la onda de hacer por otros lo que ellos deben de hacer, por si mismos.

Lo mas grave de todo, es que se abandona así mismo, con tal de cubrir las necesidades de otros se olvida de sus propias necesidades y no las cubre, termina por no tener consciencia propia, pero desarrolla una capacidad consciente de los demás impresionante.

Una madre sabe todo lo de sus hijos, edades, gustos, habilidades, etc., pero si le preguntas a ella, solo te dice, mientras ellos estén bien. Una mamá habla de él, ellos, ella, ellas, mi hija, mi hijo, mi nuera, mi cuñado, mi suegra, él, él alcohólico, yo estoy mal porque él, él, él… Un codependiente nato, es una persona que ha perdido la consciencia de sí misma.

La gente que se va de los grupos de Alanon, cuando descubre que hay que trabajar por uno y que el programa es para uno y se va a otro lado para buscar ayuda para los demás, para su familia, para el alcohólico, para su hijo, etc. Entonces, no puede entender, que es un ser humano individual, que necesita ayuda, que puede cambiar, que puede ser feliz, que puede aprender a desprenderse. No le cabe en la cabeza a esa persona, porque ha perdido su identidad, ha perdido su consciencia propia, lo mas importante para esa persona, hombre o mujer, son su familia, sus hijos, su pareja, sus papás, pero no él o ella. Cuando una persona pierde el sentido de vivir, no quiere la recuperación porque implica desprenderse emocionalmente con amor de la gente a quien ama y dejar de hacer por ellos lo que ellos tienen que hacer por sí mismos. Te quedas desempleada. El mejor empleo, es trabajar para ti, mente cuerpo y alma, actitudes. Puedes hacer tantas cosas por ti, pero estás tan preocupado por otros que no lo puedes hacer.

Comportamientos clásicos de un codependiente, son cinco, y esto es superlativo para que podamos trabajar en ello. El primer paso para corregir un problema, es conocerlo. Si hablamos de que somos codependientes pero si no sabemos en qué consiste, nunca podremos trabajar concretamente en los factores que generan esta enfermedad.

RESOLUTOR. Se pasa la vida, resolviéndole la vida a otros, el Resolutor hace por otros lo que ellos deben hacer por sí mismos.

Ejemplos:

El que una sola persona recoja lo de todos, lave la ropa de todos, cocine para todos, es algo que las madres creen que deben de hacerlo.

Darle todo a los hijos. Tus hijos merecen todo, pero para su desarrollo, techo, comida, sustento, escuela, buen trato, respeto. Pero no Wi, Iphone, eso deberíamos de enseñarles a trabajar en vacaciones, para que cuando quieran algo de lujo ellos, se lo puedan comprar. Si tú los educas para el trabajo, entonces nunca les va a faltar nada de lo que ellos quieren. No les des todo a tus hijos. Eso es sobre protección y los volvemos inútiles, los destruimos. Se va a convertir un ser humano totalmente dependiente de otro ser humano. Porque no sabe enfrentar y resolver porque todo se lo resuelven. El resolutor hace todo esto, hace por otros lo que ellos deben de hacer por sí mismos.

Ayudar es una cosa y resolver es otra cosa, ayudar es muy bueno, resolver es muy malo. Resolver es incapacitar al otro, es destruirle la autoestima, es informarle que es un inútil y que no puede solo y que necesita siempre mi ayuda, pero puedo ayudar, puedo acompañarte, puedo abrirte la puerta, puedo contactarte, pero tu lo enfrentas y lo resuelves. Entonces enseño al otro a enfrentar y resolver en vez de a depender de mí y de lo que yo pueda hacer. Todos pensamos que somos buenos, porque le resolvemos la vida a los que amamos. Y lo único que estamos haciendo es volverlos inútiles, incapacitarlos para la vida.

RESCATADOR, una persona que salva a otra de su crisis inmediata, ahí entramos como modelo maravilloso los familiares de los alcohólicos. Se cree bueno, pero lo único que está haciendo es que cubre sus propias necesidades, porque si no rescata a los demás se queda sin chamba.

Por ejemplo: quererle quitar lo borracho al alcohólico. Hacer de todo, abandonarlo, internarlo, darle medicamentos, hacerle limpias, cambiar de religión, sacarlo de la cárcel, pagarle sus deudas. SIEMPRE LO RESCATAMOS. Nos acostumbramos a rescatar a otros.

La idea de los doce pasos es rescatarte a ti.

Esto veo en retrospectiva, a todos les salvé la vida, a todos los rescaté y nadie cambió, nadie aprendió, nadie mejoró su historia de vida, porque y me metí y los saqué de la crisis.

ATADURA emocionalmente el codependiente vive atado a los suyos, aunque no quiera estar ahí, aunque se hagan daño mutuamente. Vive atado, sobre todo cuando no están. Tu mente enloquecida está atada al otro y ya no puedes dormir, porque no sonó el teléfono y no te avisó. Te pones mal, en lugar de arreglar tu mente, quieres que el otro te lo resuelva para que tu puedas estar en paz.

Familias muéganos.

Nos atamos inclusive a larga distancia.

Considerar a las personas que son responsables en hacer sus cosas, soltemos las ataduras.

No debemos de dar opiniones si no son solicitadas.

Como no eres libre, porque eres codependiente, estas atado a personas y lugares donde no quieres estar o a algo que no te gusta.

PRENDIDO EMOCIONALMENTE. Hasta sufrimos por el dolor de la otra persona, sufres tal cual está sintiendo la otra personal. No podemos hacer nada por ella, solamente ella tiene que enfrentar y resolver su problema, así como yo tengo que enfrentar y resolver mis problemas.

Mis problemas son míos y no de los demás. Lo que yo pienso, siento y hago son mi responsabilidad. Esto si lo puedo resolver yo.

Despréndete emocionalmente con amor. Deja de vivir prendido emocionalmente a los demás.

AMAR no significa vivir las vidas de los demás. Vivo mi vida, mi trabajo, mis relaciones interpersonales, no vivo la vida de mi familia.

Se dice que uno se enferma por lo que tienes en la cabeza. Y te puedes sanar por lo que hay en tu cabeza. Comprobado científicamente.

Los que tenemos programa logramos crear equilibrios de relación con el resto de la familia que no tiene programa, también se puede percibir como reaccionan o como razonan los que tienen programa y los que no.

Uno desarrolla calidad de vida, cuando tiene este programa. Porque dejas de vivir la vida de otros para vivir tu vida propia.

Uno vive al pendiente de los demás.

CONTROL el control es una utopía. El control no existe. Nos hemos pasado la vida queriendo controlar la vida de otros. Con dialogo, con suplicas, con explicaciones, con amenazas, con gritos, con lágrimas, con chantajes, con enojos. Ellos siguen pensando igual, actuando igual, haciendo las mismas cosas a pesar de que tu hayas intervenido.

Usamos la palabra hablada para controlar la vida de los demás, chantajeando.

Nos pasamos la vida queriendo que otros hagan, no hagan, digan, no digan, lo que nosotros creemos que es correcto, pero si nosotros viviéramos en lo correcto no tendríamos que hacer eso. Porque hemos invertido demasiado tiempo, queriendo cambiar lo que no podemos cambiar. Y lo que, si podemos cambiar, nos da miedo y no lo hacemos. Lo único que un ser humano puede cambiar en su vida, es lo que piensa, lo que siente, lo que hace y sus actitudes, no puede cambiar nada que esté fuera de si mismo, es decir a ningún otro ser humano. Y lo puede intentar toda su vida y fracasará toda su vida.

No hablamos para hablar de nosotros, de lo que nosotros queremos, lo que pensamos, lo que necesitamos, lo que sentimos, no les hablamos de nosotros, sino les damos instrucciones de cómo deben vivir su vida y que deben y que no deben hacer.

A la única persona que puedes controlar en esta vida es a ti, dedícate a controlar tus pensamientos jodidos, que se largan al pasado y te joden el presente, y que te hacen adivino del futuro. Y pareces un estúpido porque nadie puede adivinar el futuro y tú crees que sí.

Cómo lograr que una persona pueda sanar de la codependencia, de esta enfermedad que padezco. No es difícil pero no es fácil.

RESCATATE A TI. Sentimientos, economía, historia, tus miedos, angustia, resentimientos.

RESOLVER TU carácter, tu meterte en la vida de los demás, desorden en la casa, enfrentar una enfermedad y alinearse. Resuelve tus conflictos.

DESATATE deja de vivir atado a los demás. Libéralos de ti.

DESPRENDETE CON AMOR DE ELLOS que no te afecte todo lo que les pasa y hazte cargo de ti. Respeta su derecho a existir, a equivocarse y a acertar. Mientras tanto tú arregla lo que piensas, lo que sientes y lo que haces. Vas a estar ocupado contigo mismo, que no tendrás tiempo de meterte en la vida de los demás.

CONTROLATE TÚ deja a los demás y empieza a controlar tu vida.

Esto ayudará a tu autoestima, cubre tus propias necesidades, enseña a los otros a que cubran sus propias necesidades.


717 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page