https://www.facebook.com/marycarmenblancofernandez
top of page

CUALQUIER PASIÓN PUEDE CONVERTIRSE EN UNA ADICCIÓN

Cualquier pasión puede convertirse en una adicción; pero la forma de distinguir entre los dos? La pregunta central es: ¿quién manda, el individuo o su comportamiento? Es posible gobernar una pasión, pero una pasión obsesiva que una persona es incapaz de gobernar es una adicción.
Gabor Maté
En su libro "In the Realm of Hungry Ghosts¨

Recuerdo haberme dado cuenta mi obsesión que mi casa estuviera brillando de limpia, era capaz de levantar con la mano lo que la aspiradora no recogía, de pasar el trapo varias veces hasta asegurarme de que realmente quedara limpio el mueble, ni me importaba cuantos químicos utilizaba para limpiar los baños, tenía que asegurarme de que estuvieran limpios y desinfectados, a pesar de que respiraba el químico que el líquido emitía o de que mis manos se resquebrajaban, aunado a pegarle de gritos a mis hijos si ensuciaban la casa después de que yo la limpiaba, Me estaba dañando yo física, mental y biológicamente y estaba dañando a mi familia psicológicamente. Mi impulso a que todo estuviera perfectamente limpio me estaba llevando a tener una adicción a la limpieza, en lugar de que yo lo controlara me estaba controlando.


¿Cuándo me di cuenta? al ver las caritas de mis hijos asustados y amedrentados por mis gritos y regaños porque ensuciaron la casa. Ahí dije, ¿qué deseo que mi casa esté perfectamente limpia o que mis hijos sean niños, jueguen y disfruten?. Empecé a trabajar en mi impulso de limpiar y cuidar mis manos, lo que respiraba y dejé de gritarle a mis hijos, la casa podía estar recogida pero no importaba que ya no estuviera perfectamente limpia.


Y así con otros comportamientos, ejercicio, compras, trabajo, internet, comida, etc.

¿Que sí controlo? ¿Qué no controlo? y a trabajar en ello.


Marycarmen Blanco


35 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page