https://www.facebook.com/marycarmenblancofernandez
top of page

EL ADULTO SANA AL NIÑO INTERIOR.

Actualizado: 15 abr 2019

Ser un niño pobre: Es un hecho que soy pobre porque se me da poco. Siento que soy de segunda o tercera categoría.  Mis padres me dan poca dignidad de ser. Solo lo justo para ir tirando, a veces me miran y me dan algún destello de amor. Estos destellos me ilusionan, mi esperanza crece y vuelve a caer la desesperanza. Soy leal a la fuente, aunque no salga ni una gota, espero el agua.Ser un niño rico: Mis padres confían en  mí, y me dan lo mejor de sí mismos aun con sus facilidades y dificultades. Me cobijan desde su contacto físico, son mi casa y me acompañan en mi salida al mundo. Recibo amor porque soy digno de respeto y amor. Soy vida. Me siento valorado y siento mi valor. Se me nutre por lo que soy no por lo que debería ser. 

Existe un niño interior rico o pobre dentro de ti. La cuestión es qué hacer con él. Es importante asumir de forma plena nuestra responsabilidad, y acogerlo.  Al final es nuestro adulto el que debe tomar y acoger al niño interior, más allá de los padres originales. 

El sanar nuestro niño interior nos permite liberarnos de nuestra carga neurótica. Somos hijos del pasado y padres del futuro.

Dentro de un proceso terapéutico de calidad la persona se apropia de su niño interior, confronta si es necesario con los padres originales y finalmente toma su vida en sus manos. 

Para todo ello es necesario que nos conectemos con nuestro niño interior, que implica conectar con el dolor original, para poco a poco sanearlo y para que el pasado deje de interferirnos y podamos vivir de una forma plena. 

Muchas personas a veces se resisten a conectar con su niño herido, pero es necesario pasar por el sufrimiento para poder soltarlo y oxigenarlo. 

Las 7 vivencias de John Bradshow para sanar al niño interior

Según John Bradshaw, el autor de "De vuelta a casa: Recuperación y defensa de su Niño Interior”, para entrar en la herida del niño interior y sanarlo, se transita por 7 vivencias o estados:

Confiar: Para que su niño interior herido pueda salir de su aislamiento necesita confiar en que usted estará allí para él. Esto pasa por no penalizarlo, juzgarlo, o despreciarlo, de hecho ya sufrió bastante. Necesita de un aliado que le de apoyo para superar el maltrato sufrido. Esta actitud es la entrada al trabajo.Aceptar. Esta aceptación implica no minimizar su dolo