https://www.facebook.com/marycarmenblancofernandez
top of page

¿LOS ALUCINÓGENOS SON ADICTIVOS?

Actualizado: 8 oct 2020

¿Los alucinógenos son adictivos?

En algunos casos, sí. Las pruebas sugieren que ciertos alucinógenos pueden ser adictivos y que las personas pueden desarrollar una tolerancia a ellos.

Por ejemplo, el LSD no se considera una droga adictiva porque no causa un comportamiento incontrolable de búsqueda de drogas. Sin embargo, el LSD produce tolerancia, por lo que algunos usuarios que toman la droga repetidamente deben tomar dosis más altas para lograr el mismo efecto. Esta es una práctica extremadamente peligrosa, dada la impredecibilidad de la droga. Además, el LSD produce tolerancia a otros alucinógenos, incluida la psilocibina. Actualmente se desconoce el potencial de abuso y adicción de la DMT. A diferencia de otros alucinógenos, la DMT no parece llevar a la tolerancia. También hay pocas pruebas de que tomarla en forma de té de ayahuasca pueda llevar a la adicción. Por otro lado, la PCP es un alucinógeno que puede ser adictivo. Las personas que interrumpen el consumo repetido de PCP sienten deseos intensos de consumir la droga, dolores de cabeza y sudoración como síntomas comunes de abstinencia. Se necesitan más estudios de investigación sobre la tolerancia o el potencial de adicción de una variedad de alucinógenos. La tolerancia en oposición a la dependencia y a la adicción El consumo a largo plazo de opioides recetados, incluso si se consumen como lo indicó el médico, puede hacer que algunas personas desarrollen tolerancia, lo que significa que necesitan dosis más altas o más frecuentes de la droga para obtener los efectos deseados. La dependencia de la droga ocurre con el consumo repetido y hace que las neuronas se adapten y funcionen normalmente solo en presencia de la droga. La ausencia de la droga causa varias reacciones fisiológicas que van desde leves, en el caso de la cafeína, hasta potencialmente mortales, como en el caso de la heroína. Algunos pacientes con dolor crónico tienen dependencia de los opioides y necesitan apoyo médico para dejar de tomar la droga. La drogadicción es una enfermedad crónica caracterizada por la búsqueda y el consumo compulsivo o incontrolable de drogas a pesar de las consecuencias dañinas y los cambios duraderos en el cerebro. Los cambios pueden resultar en comportamientos dañinos por parte de aquellos que abusan de las drogas, ya sean recetadas o ilegales. ¿Cómo se trata la adicción a los alucinógenos? No existen medicamentos aprobados por la FDA para tratar la adicción a los alucinógenos. Aunque los tratamientos conductuales pueden ser útiles para pacientes con una variedad de adicciones, los científicos necesitan más estudios de investigación para averiguar si los tratamientos conductuales son eficaces para la adicción a los alucinógenos. ¿Los alucinógenos podrían ser medicamentos? Los alucinógenos tienen el potencial de servir como medicamentos. Algunos alucinógenos han sido estudiados para posibles beneficios terapéuticos en el tratamiento de trastornos mentales como la depresión. La ketamina fue aprobada hace muchos años como anestésico para procedimientos médicos dolorosos. En marzo de 2019, el medicamento esketamina (llamado “Spravato” por el fabricante) fue aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos como tratamiento para la depresión grave en pacientes que no responden a otros tratamientos. La esketamina está estrechamente relacionada con la droga ketamina, que se utiliza ilegalmente, por lo que hay preocupación sobre el posible consumo indebido de este medicamento recientemente aprobado. En consecuencia, la esketamina se administrará solamente en establecimientos médicos. A diferencia de una receta médica que se puede llevar a casa y podría usarse indebidamente con fines recreativos, la esketamina se administrará en consultorios médicos como aerosol nasal. Los pacientes deben esperar por lo menos 2 horas bajo supervisión médica para garantizar el manejo adecuado de los posibles efectos secundarios. Es un medicamento de acción rápida, por lo que se pueden observar mejorías inmediatamente o dentro de las primeras semanas de tratamiento (a diferencia de la mayoría de los demás antidepresivos, que pueden tardar semanas en comenzar a mostrar un efecto). Los antidepresivos tradicionales afectan los neurotransmisores serotonina, norepinefrina o dopamina. La esketamina afecta el receptor de una sustancia química cerebral diferente llamada glutamato, por lo que representa un nuevo enfoque para tratar la depresión. En los últimos años también han aumentado las pruebas de que la psilocibina puede ser eficaz en el tratamiento de la depresión, y esto se está estudiando actualmente en ensayos clínicos. La psilocibina no está aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), pero e