https://www.facebook.com/marycarmenblancofernandez
top of page

Chivos expiatorios… reflejos de la perversión social y familiar

Actualizado: 6 jul 2021

Delincuencia, drogadicción, alcoholismo, ludopatía, anorexia, bulimia, intentos de suicidio, depresión, fracaso escolar, problemas de comportamiento… se juzgan con altivez e indignación sin tomar en cuenta que sólo están reflejando al sistema en su conjunto.


Parecen ser los únicos equivocados, los problemáticos, los malos a quienes se les carga la culpabilidad, la vergüenza y la violencia de la familia, del país, de la empresa. Son los chivos expiatorios.


Así, el resto de sus miembros pueden mantener sus roles disfuncionales tranquilamente y sin asomo de sospecha, con lo cual se presentan exentos de responsabilidad y libres de la obligación moral de hacer un cambio.


¿Qué significa en Psicología Chivo expiatorio?


Es a partir del simbolismo de este culto que metafóricamente utilizamos en psicología el término chivo expiatorio para denominar al miembro de un sistema como puede ser la familia, el estado, un grupo de trabajo o de amigos, de compañeros de colegio o de instituto e incluso un pequeño grupo de whatsapp, en quien se depositan las agresiones desplazadas y quien carga con todas las culpas del sistema.


El mecanismo es generalmente inconsciente y es muy común en grupos con actitudes punitivas hacia los demás, en donde la sensación de culpa llega a ser desbordante y la rigidez no permite hacerla consciente para elaborarla. Se da en grupos propensos al castigo, ajenos a la autocrítica, a la aceptación de los límites, a la posibilidad de reparación. También en sociedades xenofóficas y llenas de prejuicios sociales contra miembros de otros grupos marginales.