https://www.facebook.com/marycarmenblancofernandez
top of page

CUIDA DE TUS PALABRAS Y DE TU TONO DE VOZ

Actualizado: 16 dic 2022

Cuando una persona te ofende, insulta o grita, no es por tu culpa, más bien es porque tiene dañado su espíritu. Sus heridas internas lo lastiman tanto que no conoce otra forma de comunicarse.

Es más común encontrar padres gritando, insultando y agrediendo verbalmente a sus hijos, que ver padres diciéndoles que los aman y admiran. Imagínate si el ser que más te ama en la vida te trata así que podrías esperar de los que no.

Terrible engaño es pensar que los padres gritan porque los hijos les hacen perder su control, eso sólo te enseña que en un futuro tu pareja te podrá gritar y ofender por la misma razón.

Los seres humanos gritamos y ofendemos porque nosotros perdemos nuestro control, eso se debe a que tenemos heridas emocionales que nos hacen ser impacientes y poco asertivos con nuestros sentimientos.

Ofender o insultar a un ser humano que se ama, con el que se comparte este viaje de vida, al que se debe respetar, mostrar amor, es un simple reflejo de lo confundido u distraído que viajas por la vida.

Aprende a descubrir cuáles son las razones por las que tú lanzas veneno, ahí se encuentra uno de los pilares de la liberación emocional. El aprender a usar la lengua de forma correcta es sin duda el instrumento de armonía más poderoso que utilizarás durante tu vida.

Recuerda que cada vez que gritas, insultas y ofendes a un ser humano, en realidad te ofendes tú mismo.