https://www.facebook.com/marycarmenblancofernandez
top of page

EL SANO JUICIO

Actualizado: 29 nov 2020

Desde que estoy en grupo de apoyo, en la mayor parte de la literatura, sobre todo para trabajar el cuarto paso, se habla del sano juicio.


En un principio, no entendía que querían decir con recobrar el sano juicio, hasta que empecé a reflexionar sobre lo que estaba leyendo y del trabajo tan profundo del cual debía yo de trabajar.


Para recobrar el sano juicio, he tenido que irme a los primeros años de mi vida y poder ver con profundidad que sucedió conmigo.


¿Cuáles fueron los mensajes

del exterior?

  • cuando me dijeron, en varias ocasiones, que no era buena para hacer las cosas, esto no está bien hecho, lo voy a hacer yo porque no lo sabes hacer.

  • que debía parecerme a mis padres, no te pareces en nada a mi.

  • que debía de hacer las cosas tal cual me decían que había que hacerlas, si lo hicieras como yo te digo...

  • que debía de creer en Jesús y en un Dios para irme al cielo, porque si no me iba a ir al infierno,

  • que si no obedecía era mala hija, lo haces porque lo tienes que hacer, y punto.

  • que si no sacaba buenas calificaciones, no era buena estudiante, con esas calificaciones eres una burra podrías estar sacando 10´s todo el tiempo.

  • que si estaba gorda, los hombres no me iban a querer, con ese cuerpo ni quien te voltee a ver.

  • en conversaciones de adultos yo no debía de participar y/o estar presente, te callas y no hablas.

  • había que cederle el lugar o el asiento a una persona mayor, ¡levántate, para darle el asiento a...!

  • debía comerme todo lo que me servían, aunque no me gustara lo que me daban para comer, te lo comes todo.

  • no podía gritar, pero a mí si me gritaban, porque soy tu madre, te grito.

  • si me regañaban, me castigaban o me pegaban, es por tu bien, porque te amo y te lo mereces.

  • pedir permiso para ir a algún lado, casi siempre era un no y la respuesta era porque lo digo yo.

  • y la lista podría seguir...

No había manera, en la que yo pudiera ser quien yo debiera SER, porque tenía que ser como los adultos querían que yo fuera. Inclusive por el simple hecho de ser niña, no me respetaban, pero yo tenía que respetar a los adultos. Simplemente no había un autoestima sana, estaba totalmente truncada ante los deseos de mis adultos.


No podía equivocarme, no podía cometer errores... todo tenía que ser perfecto. Por lo que siempre tuve miedo en hacer las cosas, o no me atrevía en hacerlas, ya que no era lo suficientemente buena. Aunado por supuesto a las comparaciones, aprende de fulanita, mira a sutanita, ojalá y fueras como perenganita, otro mensaje del exterior, en donde yo por ser yo, no era aceptada.


Todo lo que hacía, no era lo suficientemente bueno, por lo que era siempre criticado, minimizado y en ocasiones hasta juzgado.


Si lo haces, ¿por qué lo haces? y si no lo haces, ¿por qué no lo haces.?


Sanar, desaprender, perdonarme y perdonar, para poder saber quién realmente SOY YO, cuales son mis habilidades, cuales son mis gustos, mis creencias, lo que yo deseo en la vida, cumplir mis sueños, y así poder tener una buena conexión conmigo misma y realizarme por quién realmente SOY.


Poder trabajar en mi niña interior, me ayudará a reconocer todos mis mecanismos de defensa y hacer un gran cambio en mis comportamientos y cada ves ser una mejor persona.


Recobrar el sano juicio, es que pueda ser yo, ser totalmente auténtica, honesta conmigo misma y con los demás, reconocer mi vulnerabilidad y así poder conocerme en una totalidad; cuerpo, mente y espíritu.






354 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page