https://www.facebook.com/marycarmenblancofernandez
top of page

PENSAMIENTOS INTRUSIVOS

Los pensamientos intrusivos son pensamientos no deseados que pueden aparecer en nuestra mente sin previo aviso, en cualquier momento. Su repetición puede hacer que sea difícil concentrarse en las tareas diarias y mantener relaciones saludables. Pueden ser un síntoma de afecciones de salud mental comunes, como ansiedad, depresión o trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).

Los pensamientos intrusivos se manifiestan en la mente de la persona, de manera sorpresiva.


El día de ayer uno de mis clientes vino conmigo para pedir ayuda, porque no había manera de que él pudiera controlar sus pensamientos: "Ayúdame por favor, no puedo con ellos, no hay manera de que los pueda controlar, no puedo vivir así toda mi vida, vienen y se van, no los puedo bloquear, es horroroso".


Yo le pedí que me compartiera uno de sus pensamientos, ya que si podemos hablarlo y expresarlo pueden salir de nuestro sistema y nosotros podemos encontrar la manera de liberarlos. Sin embargo, me dijo "No puedo decirte lo que pienso, ni mis sentimientos, ambos vienen juntos, porque son verdaderamente terribles, no hay manera de que yo te diga lo que estoy pensando, además son parte de mi, de mi personalidad, si los saco y me deshago de ellos voy a dejar de ser yo".


Mientras él estaba conmigo, para yo poder tener una escucha activa, estar presente, no mostrarle impaciencia, no exaltarme y encontrar una manera asertiva de ayudarle y estar en calma, empecé a hacer ejercicios de respiración profunda, estos me trajeron al presente, a poder escucharlo bien, dejar que hablarla y luego yo poder ver la manera de cómo ayudarlo.


En varias ocasiones le dije que ni sus pensamientos y sentimientos son parte de él, le mencioné que son un proceso dentro de su mente; sin embargo, no tienen nada que ver con tu identidad y personalidad. Ya que lo hacían verse como una mala persona y que no merecía vivir.


En todo momento validé sus sentimientos, eso es muy importante, al mismo tiempo siempre le dije no estás solo, aquí estoy para ayudarte, siempre le pedí permiso para darle un consejo o hacerle preguntas y le hice ver que aunque es algo que yo no he experimentado le creí.


Entiendo que no me quieras decir lo que estás pensando, es muy importante que puedas expresarlos de alguna manera para que puedas sacarlos de tu sistema y puedas trabajar con ellos. Por lo que te recomiendo que escribas un diario, en cuanto se vengan los pensamientos escríbelos y de esa manera empezarás a sacarlos. El inmediatamente responde: "No es posible, créeme son terroríficos, no quiero ni escribirlos".


Cuando él me dio esa respuesta, tuve que pensar más allá y ver la manera de como ayudarle y se me ocurrió el juego del Ajedrez, le dije tus piezas negras son tus pensamientos negativos (intrusivos) y tus piezas blancas es la realidad, lo que realmente eres y quieres, "no entiendo, lo que me quieres decir". Por lo que me di cuenta, que aunado a sus pensamientos, su mente estaba bloqueada para recibir cualquier información del exterior. Entonces tome un papel y una pluma y tome un pensamiento negativo mío, se lo expresé e inmediatamente escribí algo positivo que fuera lo opuesto exactamente del pensamiento negativo. "Ahora entiendo mas lo que me quieres decir, voy a tratar de llevarlo a la práctica". En ese momento se fue de la oficina mas tranquilo.


Unas horas mas tarde, volvió a buscarme, y estaba llorando desesperadamente y me dijo, "mi vida no vale la pena vivirla, no puedo mas con esto, los pensamientos me están matando, no puedo mas, esto es verdaderamente insoportable, me quiero matar." Le validé sus emociones de ese momento y le hice esta pregunta la cual es necesaria de hacer cuando tienen ideación suicida, ¿tienes algún plan para suicidarte? y él me contesto "NO". (cuando no hay plan podemos seguir con el proceso de apoyo, pero debemos de estar muy alertas y no dejarlos solos) Lo saque al patio, nos sentamos en una banca, le di un papel y una pluma y le dije cuando estés listo, empieza a escribir, "Ya te dije que no quiero escribir mis pensamientos, son espantosos", por lo que yo le contesté, no vas a escribir tus pensamientos, vas a escribir lo opuesto, algo que tenga que ver con lo que piensas y que sea positivo, primero antes de que escribas lo que vamos a hacer son ejercicios de respiración, vas a inhalar aire puro, oxígeno, y vas a exhalar las toxinas, de esa manera con ese ejercicio al inhalar que entre lo bueno y al exhalar vas a decir ahí van mis pensamientos horribles. Después de unos minutos de hacer los ejercicios de respiración, tomo la pluma y el papel y comenzó a escribir, a escribir y a escribir.


Mientras escribía, yo le dije, esto que estas escribiendo es la realidad, tus pensamientos no lo son, y continuó escribiendo y luego me compartió, "esto me está ayudando; sin embargo, necesito una pastilla para mi ansiedad", muy bien vamos a la enfermería para que te den una pastilla, "no, no quiero moverme de aquí, aquí en el patio me siento bien", entonces vamos a continuar con el ejercicio y cuando creas conveniente vamos a la enfermería. Mientras seguía escribiendo me dijo, "voy a necesitar una cinta adhesiva, para pegar esto en mi diario, voy a continuar haciendo este ejercicio, en verdad me ayudó mucho". Yo le dije, no te voy a dar una cinta adhesiva, lo vas a volver a escribir en tu diario para que sea un reforzamiento de tus pensamientos positivos contra los negativos y él afirmo en hacerlo. Después de unos minutos más, se levantó y me dijo "ya estoy listo para ir a la enfermería" y agradeció el apoyo que recibió.


Después de toda esa experiencia vivida, cuando se trata de la salud mental, lo que mas podemos hacer para apoyar a nuestros seres queridos, clientes y/o pacientes, es estar presentes en todo momento, validarles sus emociones y sentimientos, hacerles ver que no están solos, estar en calma para poder encontrar la manera de ayudarles.


También cuando se trata de salud mental, no tomemos las cosas a la ligera, apoyemos en el momento y aunado a esto nuestra responsabilidad es buscar y pedir ayuda profesional con terapeutas y médicos psiquiátras.


La compasión y la empatía que estén presentes en todo momento, son la base de la recuperación.


Marycarmen Blanco



74 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page